627 98 08 77 [email protected]


¿Te gustaría probar alguna receta y no te atreves a hacerla? YO LA COCINARE PARA TI EN TU CASA O DESDE LA MIA

Llevo en la cocina desde que tenía siete años y como cocinera de profesion once. Me encanta cocinar sobre todo las recetas tradicionales manchegas con las que todos hemos crecido.

Recetas de cocina ROSQUILLOS FRITOS DE MAMÁ

Panadería y Bollería 0 10-Mayo-2016

Con estas calores no apetece hacer nada y menos meterte en la cocina. Hoy me apetecía (a pesar de todo), hacer unos ricos rosquillos fritos como los que me enseñó mi madre. Ya sé que adelgazar con ellos es tontería pero si tienes cabeza e intentas olvidar que tienes en la lata esos dulces tan ricos, tendrás un desayuno y merienda ideales.

Mi receta es fácil y no tardas mucho, sólo que tienes que tener un poquito de maña pero todo en esta vida lo da la práctica.

  • Empiezo con los ingredientes para tenerlos todos preparados.
  • 1k de Harina común
  • 3 huevos medianos
  • 1 sobre de levadura en polvo
  • 10 cdas. de azúcar, por un lado y otras tantas para rebozar las rosquillas.
  • 10 ” ” ”  de aceite (puede ser la mitad de girasol y la otra mitad de oliva) ó como más te guste.
  • La ralladura de la piel de 1/2 naranja grande y el zumo de toda la naranja, la piel de la otra media también la reservas.
  • 1/2 vasito de licor de naranja

Ahora vamos a meternos en harina:

Cogemos un hermoso bol y vamos agregando los huevos de uno en uno y sin cáscara. A continuación los batimos un poquito y añadimos las diez cucharadas de azúcar, de aceite, el zumo de la naranja más la ralladura y el licor. Mezclamos todo muy bien.

Tamizamos la harina con la levadura y vamos agregándola al bol poco a poco con una lengua de cocina o lo que mas os guste.

Dejamos reposar la masa una hora aproximadamente.

Con la encimera despejada, espolvoreamos de harina para que los rosquillos no se queden pegados.

Cogemos porciones de masa tan grandes como una nuez o un poquito más. Las hacemos rodar con intensidad por las manos (que estarán enharinadas) para moldearla. Con el dedo índice y el pulgar le hacemos un agujero,  lo agrandamos un poco. Vamos alineando en la encimera uno tras otro y así hasta que tengas toda la masa.

Ponemos una sartén en la encimera y la mediamos de aceite, los rosquillos tienen que nadar.

Esperamos que se vaya calentando el aceite y le ponemos la cáscara de naranja (la que  hemos guardado antes) para que se fría y dé buen sabor al aceite. La quitamos cuando el aceite esté caliente a fuego medio-bajo.

Cogemos el rosquillo y un cuchillo que no tenga el filo de sierra. Cortamos sin profundizar demasiado alrededor del mismo y le hacemos el agujero más grande aplástandolo al mismo tiempo un poco. Después lo metemos  con suavidad en la sartén y seguimos introduciendo rosquillos dependiendo de la capacidad de la misma. Es un poquito lioso para quien no lo ha hecho nunca pero te lo pasas genial al ver como sale un rosquillo tan hermoso de una bolita tan pequeña. Continua hasta llegar al último y verás que bandeja tan rica.

Si no te salen bonitos a la primera, insiste, están muy ricos y además son la mar de económicos.


Descargar en PDF





*
*
*
*